¿Salirse de Facebook...? no gracias.

Con mucho ruido se comentó en diferentes redes sociales, numerosos sitios webs, blogs y otras comunidades que se acercaba el día final para Facebook, el día del juicio estaba fijado para el 31 de mayo de 2010. Los usuarios finalmente harían sentir su voz y su poder dejando como un erial a una de las redes sociales más grandes y extendidas a lo largo del mundo entero.

El resultado fue un verdadero fiasco para sus organizadores. De aproximadamente 400 millones de usuarios, poco más de 34 000 usuarios efectivamente dieron de baja su cuenta, es decir un 0.007 %, es decir, nada, quizás más gente salga de Facebook un día cualquiera por otras razones.

De esta evidencia, queda claro que la gente, los usuarios, los internautas como alguna vez se los llamó, ya no entienden la red como un elemento accesorio a su cotidianidad, muy por el contrario, se sienten compenetrados y conectados a la red, el eslabón que los une a muchos resulta ser precisamente las redes sociales, particularmente Facebook.

También ha quedado claro que los usuarios de Facebook y con seguridad de muchas otras redes sociales, son lo suficientemente maduros para saber donde están y qué es lo que quieren: compartir y estar vinculados con el mundo, especialmente con aquellas personas con las que lo desean, amigos y familiares.

Que existan fallas en la confidencialidad de ciertos datos de los usuarios, esta claro, pero claro también está que al parecer o muchos usuarios no estan conscientes de aquello, o simplemente no les importa. Si el primero, entonces es necesario hacer campañas de concientización masiva para mostrar los riesgos que pueden correrse, si la segunda, el usuario si está conciente de los riesgos que puede llevar a poner información sensible en la red, y en consecuencia evita ponerla y sólo comparten aquello que no ve razones para ocultar. Las redes sociales, se convierten así en la verdadera telaraña donde todo está a la vista y todo está al alcance, poner, encontrar y usar lo que en ella esté es una decisión personalísima no sujeta a manipulaciones, insinuaciones, instrucciones o mandatos. La red y el usuario de redes sociales es libre y libre debe permanecer. En las redes sociales estan los usuarios porque quieren, no por que los obligan, están ahí para mostrarse no para ocultarse, están ahí para compartir no para encuevarse.

La lección resultante: la red es libre, las redes sociales el medio que la configura, y los usuarios los sujetos que la construyen bien o mal pero en libertad y con decisión propia. El usuario actual, por lo menos el usuario de Facebook es pues, en definitiva, un usuario mucho más maduro que el que pudo existir hace tan sólo 5 años atrás.

1 comentario:

  1. la verdad es que salir de facebook es muy complicado.
    Mucha gente vive por y para el facebook, pasando horas y horas delante del ordenador intentando poner algo en su muro que le guste a mucha gente.
    ¿Qué haría toda esta gente si no estuvieran en facebook?

    ResponderEliminar

También te puede interesar